Дървен материал от www.emsien3.com

The best bookmaker bet365

The best bookmaker bet365

Menu

Los líderes cuestan caro

  • Escrito por 
Los líderes cuestan caro

Opinión pública

Los líderes cuestan caro

 

Por Felipe Martínez Chávez

 

Cd. Victoria, Tamaulipas.- La burocracia municipal de Victoria resulta demasiado cara a los causantes, opinan algunos.

Otros piensan que les quedamos a deber por el esfuerzo que hacen en favor del bienestar general, felicidad y disfrute de los servicios que nos proporcionan llueve o truene.

Los dirigentes también hacen su esfuerzo para que usted y yo, querido lector, seamos felices. Y son caros, los líderes son caros.

La ocasión de hacer un recuento se presenta porque el sindicato de Trabajadores al Servicio del Ayuntamiento está listo para la revisión del contrato colectivo para el ejercicio 2018-19. Quieren pedir un aumento directo al salario del 10 por ciento, más prestaciones y lo que esté mal puesto por ahí.

“En el 2018 nos fue muy bien”, dijo el jerarca de ese ejército de servidores que hacen todo lo posible por servirnos, Don José de la Cruz Rodríguez Martínez, en declaración a los reporteros.

En efecto les fue muy bien. La lana fluye hacia el sindicato sin necesidad de comprobarle los gastos a nadie.

1.- El ayuntamiento le proporciona  un vehículo con todo y gasolina “para atender las diferentes demandas del trabajador sindicalizado”.

2.- Paga a 13 personas que laboran para el sindicato: 3 secretarias, un archivista, una recepcionista, dos choferes, tres veladores, dos intendentes y un mensajero.

3.- El municipio cubre sueldos íntegros a 14 miembros del comité: Secretario general, trajo y conflictos, organización, representante obrero ante el Tribunal, atención médica, suplente de atención médica, comisión de festejos, presidente pro construcción, comisión de guardería, secretario de vigilancia,  comisión de hacienda, tesorería, vivienda y escalafón.

Querido lector, usted y yo, los causantes, tenemos que pagar a los señores dirigentes y empleados municipales la irrisoria suma de 250 mil pesillos al año en efectivo, para los siguientes festejos:

4.- El Día de Reyes, seis de enero, $13,788 pesos

5.- Día del Electricista, 26 de enero, 8,788

6.- Día del Jubilado, 18 de febrero, 10,985

7.- Día de los Jardines, 20 de marzo, 8,788

8.-Día del Intendente,  13 de abril, 8,788

9.- Día del Niño, 30 de abril, 21,224

10.-  Día de la Madre, 10 mayo, 14,027

11.-Día del Trabajador de Limpieza, 13 junio, 22,576

12.- Día del Padre, 18 junio (u otro domingo) 21,224

13.- Día del Trabajador de Máquinas y Bacheo, 15 de agosto, 6,760

14.- Día de los Mecánicos, 15 de agosto, 6,760

15.- Día del Topógrafo 10,985

16.-Día del Bombero, 22 de septiembre, 8,788

17.- Día “de los que no tienen que festejar”, 7 octubre, 10,985

La lanita toda entra a las arcas gremiales y a disposición de los jefes, con otra tajada para los regalos.

18.- Por cada uno de esos días, los causantes tenemos que aportar $3,900 pesillos adicionales para los regalos de los festejados, o “los que no tienen nada que festejar”.

19.- Además, aparte de esos varos, otros $2,600 para el Día del Padre, Día del Niño Día de la Madre y Día de los que no festejados.

En total, la suma nos da $241,794 pesillos que significan una baba en comparación con el presupuesto de la capital.

Les fue bien en el presente año, como dice Don José de la Cruz. Pero les puede ir mejor si sigue los consejos que este columnista le va a dar.

Solicite ya, ya, que la Tesorería capitalina conceda licencia a los 75 integrantes del comité ejecutivo. La ciudad los necesita de tiempo completo velando por los sindicalizados, para que anden de buen humor cumpliendo con la chamba al  servicio de los victorenses.

El sindicato necesita no dos choferes para un vehículo.

No diga –Don Pepe- que yo le soplé al oído, pero requieren 14 vehículos con 28 choferes. Por cada comisionado un automotor y  dos “chogumas”.

La plantilla de 13 elementos al servicio del  gremio son muy pocas. Se necesitan por lo menos nueve veladores. Los tres que ahora reciben el pago de Tesorería no son suficientes para “velar” por los múltiples bienes muebles e inmuebles sindicales.

¿Tres secretarias? No se mida mi líder, para qué andar con pichicaterías, el gremio de la ciudad necesita las mejores atenciones. Es ahí donde se recibe a  cuerpo de rey a quienes nos llevan los servicios públicos  en la ciudad.

¿Aguinaldos? Son muy pocos los 91 días que cobran. Merecen 122 y, si la sociedad sabe agradecer, se les autorizarán hasta los 195. Todo sea por los victorenses.

Pues bien Don José de la Cruz, y a encarrerados podemos echar cuentas de que los victorenses le debemos a los sindicalizados.

Las vacaciones son 26 días al año más 24 hábiles obligatorios, aparte de los “días” de cada una de las especialidades de los agremiados.  A esto se agregan  los 104 días que representan sábados y domingos, que tampoco se chambean.

Si en 2018 consiguió que el día del “cumple” de cada uno se le de libre, la verdad es que merecen dos o tres. Las crudas, usted sabe.

Aparte ¿cinco días de faltas con goce de sueldo? La ciudad les debe otorgar diez.

No vaya a decir jefazo Rodríguez que yo le estoy “soplando”. En las pláticas tiene que fajarse los pantalones. Esa cláusula de que  en junio de cada año el ayuntamiento “dará apoyo a este sindicato de forma directa o en especie”, no está bien definida. No vayan a  salir los jefes con un costal de naranjas. Hay que ponerle números, 20, 30 o 40 mil $ por “piocha”.

Así se hacen los negocios, platicando. La ciudad tiene la responsabilidad moral de atender a los líderes de sus trabajadores.

Ahora que, si puede incluir que la ciudad pague los impuestos de todos, el IMSS, la Afore, los créditos por vivienda del Infonavit, yo estoy de acuerdo. Le doy mi voto de apoyo.

 

volver arriba