Дървен материал от www.emsien3.com

The best bookmaker bet365

The best bookmaker bet365

Menu

DESDE ESTA ESQUINA..PALOMA, BALTAZAR O... EL TAPADO.

DESDE ESTA ESQUINA..PALOMA, BALTAZAR O... EL TAPADO.

DESDE ESTA ESQUINA.

MELITON GUEVARA CASTILLO.

19.10.2017.

 

PALOMA, BALTAZAR O... EL TAPADO.

 

Este viernes se reúne el PRI para definir el método de selección de su candidato presidencial. Con anticipación a este Consejo Político Nacional, el primer priista EPN defendió la liturgia de su partido e hizo notar que en ese proceso la opinión del Presidente siempre es valorada. Eso, aquí y en China, sin duda es un simple y llana imposición, olvidarse de la democracia interna y subestimar a la militancia.

 

En este caso, los estatutos del PRI establecen tres métodos y, se entiende, entre esos tienen que elegir el que se usara. La elección directa, que nunca se ha usado, es mero ornato; la convención de delegados, que es la más socorrida o más usada y, por último, la creación de Comisión para la elección de candidatos. En la práctica, la historia de la candidatura presidencial ha variado, pero no la esencia, la imposición.

 

EL FIEL DE LA BALANZA.

Hasta el año 2000 fue cuando hubo una alternancia en el poder. De ahí hacia atrás, todos los candidatos del PRI a la Presidencia ganaron y llegaron a esa posición gracias a lo que se conoció, durante muchos años, como El Tapado: todo corría sin novedades, se hacían especulaciones, si a alguien le preguntaban, su respuesta siempre era la misma: que estaba dedicado a su trabajo, que era u soldado del PRI y que acataría la decisión del mismo.

 

Correspondió a un secretario de José López Portillo, darle al Gran Dedo un nombre: el fiel de la balanza. Y se tejen historias y más historias, llenas de fraudes electorales, de imposiciones. Como aquella de que, de estudiantes, Luis Echeverría formulo un acuerdo con José López Portillo. Si yo soy Presidente, cuentan le dijo, después tú lo serás. Y así sucedió hasta que apareció la “pasarela política” que hoy es un cuarteto descobijado por Emilio Gamboa.

 

IMPACTO ESTATAL DEL TAPADO.

Los gobernadores de Tamaulipas respondían a los intereses del Presidente de la Republica. Así llego, por ejemplo, Emilio Martínez Manautou como Américo Villarreal Guerra y hasta Manuel Cavazos Lerma. Para Emilio la gubernatura fue un castigo, él quería ser Presidente de la Republica; para Américo fue la oportunidad de regresar a su tierra, pues toda su carrera de servidor público la hizo fuera de la entidad. Y a Manuel, como quien dice, le cumplieron su sueño.

 

Cada gobernador, en la práctica, se afiliaba a uno u otro de los presuntos tapados; y según sucedían las cosas, si le atinaba se pensaba que le iria bien al Estado e incluso hasta soñaba con prolongar su carrera política en un puesto nacional. Hoy sucede lo mismo: si hablamos de las próximas candidaturas para Senador, ahora no las puede poner el gobernador, se entiende que la decisión, la liturgia de selección, vendrá de la ciudad de México y será en función de los padrinos.

 

BALTAZAR O PALOMA.

En las elecciones del 2000, del 2006 y del 2012 en Tamaulipas la senaduría las gano el PAN y, se entiende, que para el 2018 debe suceder lo mismo. Para que no suceda el PRI debe tener un buen candidato, que la población ya no quiera apoyar al PAN o, en todo caso, pensar solo en la senaduría por la vía de la primera minoría. Y, creo, por eso es que se pelean los priistas… ya hace días Sergio Guajardo, como líder del PRI, destapo a 7 precandidatos.

 

De esos siete, se entiende, hay algunos que –si es que se convierten en candidatos-, lo serán por los intereses que representan. Por ejemplo, menciona a Paloma (Mercedes) Guillen; que solo puede llegar en dado caso que el candidato presidencial sea Osorio Chong; no menciona a Baltazar, a quien ligan con Videgaray, el aprendiz de diplomático. Alejandro Etienne si Egidio Torre puede impulsarlo, el resto como Enrique Cárdenas, Monserrat Arcos, Yahhlel Abdala, pueden serlo si sus méritos partidistas son tomados en cuenta.

 

AMERICO Y FELIPE.

Hay un riesgo para el candidato priista a la senaduría: hay la certeza de que no gana la mayoría; y, por otra parte, la correspondiente a una minoría se ve afectada por las presuntas candidaturas de Américo Villarreal Anaya o de Felipe Garza Narváez, que se emocionan sacar votos y más votos por el efecto AMLO que, entiéndase, en este momento es el puntero en las distintas encuestas electorales. ¿El candidato priista será nacido para perder?

 

Comentarios:

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

http://melitonguevara.blogspot.mx/

 

 

 

 

 

 

volver arriba